La posesión de Julia, un desafío a la Ciencia