Los Grises

Los grises son un tipo de extraterrestre pequeño (120 a 150 cm, aproximadamente), con el cuerpo enjuto, sin vello ni cabello, con la piel gris, la cabeza muy grande, los ojos negros y enormes, los pabellones auriculares y la nariz a modo de meros orificios, la boca pequeña y casi sin labios, y la mente muy poderosa, tanto por sus facultades racionales superiores a las humanas, como por dones psíquicos tales como la telepatía.

Ningún tipo de extraterrestre es tan conocido en la cultura popular como los grises, por lo cual su imagen, catapultada a la fama por el Cine y los miles de casos de abducción en que se los menciona, ha pasado a ser la imagen por excelencia de los extraterrestres.

Pero los grises también tienen su lado oscuro; ya que, tanto una multitud de testimonios como algunos ufólogos y otro tipo de figuras respetadas en el tema extraterrestre, han planteado que los grises no están aquí con fines loables, sino que han venido para experimentar genética y/o socialmente con nosotros, pudiendo quizá haber extendido su influencia de una manera más siniestra e intensa en el pasado, a través de tantas civilizaciones que, en esculturas, grabados y otras obras, han retratado seres inquietantemente semejantes a los grises, seres que, en opinión de los más paranoicos, pudieron ser realmente los grises, haciéndose a veces pasar por dioses...

¿Cuándo empezó a hablarse de los grises?

Fue en el siglo XX cuando comenzó a tomar cuerpo la leyenda de los hombrecillos grises. La comunidad de ufólogos afirma que desde aquel entonces, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, en gran parte a raíz del Incidente Roswell y vinculado a la influencia del Cine y los medios de comunicación, ha habido un número creciente de encuentros con extraterrestres con esta morfología.

En lo que respecta a los grises, se cree que el primer contacto conocido fue en el Incidente Roswell , ocurrido en 1947 dentro de Nuevo México. Así, junto a los restos del supuesto platillo habrían quedado restos de grises muertos (de allí el famoso vídeo de la autopsia), pero otros grises habrían sobrevivido, siendo encerrados en instalaciones secretas. Sin embargo la postura del gobierno norteamericano fue que cayó un globo espía —diseñado para detectar emisiones de pruebas nucleares soviéticas— y no una nave extraterrestre.

Posteriormente al incidente y en el contexto de la Guerra Fría, se empezó a hablar más de ovnis y abducciones, a lo cual se unió una desconfianza naciente hacia la transparencia del gobierno norteamericano con respecto al tema; ya que, los defensores de la hipótesis del ovni, afirmaron que USA había mantenido y mantenía en secreto los contactos del gobierno con extraterrestres.

El primer y más significativo caso de abducción

En 1961 un matrimonio estadounidense (Betty y Barney Hill) presentó la primera denuncia oficial de abducción, en su declaración afirmaron haber sido secuestrados por unos hombrecillos grises. El encuentro se convirtió en el máximo exponente de los casos de abducción y, por sus repercusiones mediáticas y ciertas características, constituyó un elemento importante en el incremento de la fiebre popular en torno a las abducciones.

El caso tuvo lugar en New Hampshire, un 19 de septiembre de 1961. Muy resumidamente, Betty y Barney viajaban de noche cuando de pronto vieron una luz blanca y resplandeciente que descendía, y entonces Barney se bajó y miró con sus binoculares, pudiendo divisar unas siluetas dentro de una nave. Aterrorizado al percibir que los extraños seres querían capturarlos, Barney regresóe al coche e intentó escapar, pero posteriormente escucharon un zumbido y Barney se detuvo en una pista forestal. Entonces, al bajar, vio una extraña barrera y gente en la carretera; pero, cuando esa “gente” se acercó, constató que no eran humanos: eran los grises, los mismos seres que anteriormente vio con los binoculares… En ese momento Betty y Barney perdieron la memoria.


¿Por qué realizan abducciones?.

Pasaron años varios en los que su experiencia fue puesta en tela de juicio, pero finalmente el prestigioso Dr. Benjamin Simon (psiquíatra y neurólogo experto en terapia hipnótica) aceptó tratarlos (ellos, además de superar el trauma, querían recuperar la memoria de lo sucedido) y, tras un largo periodo de escéptica indagación, concluyó lo siguiente: «Ni la señora ni el señor Hill son enfermos mentales. Ambos, tanto bajo hipnosis como conscientes, han dicho lo que realmente creen que ha ocurrido. Pero, ¿ha ocurrido? ¿Es cierto lo que cuentan? Imposible saberlo, aunque pienso que puede haber cierta base inicial de realidad». Así, las palabras de Simon dejan entrever que, si bien no se puede afirmar a ciencia cierta la realidad de la abducción sufrida por los Hill, ésta presenta la particularidad de que tampoco puede ser desmentida como sucedió con tantos otros casos posteriores.


Los grises vienen supuestamente de Zeta Reticuli. O al menos eso se podría pensar al comparar los dibujos de Betty y Barney Hill, que detallaron un mapa de estrellas que supuestamente les mostraron los alienígenas que les secuestraron.

Los reticulianos

A los grises también se les conoce como “reticulianos” porque, en una de las sesiones con el Dr. Benjamin Simon, Betty dibujó un mapa astronómico (supuestamente dado por el líder extraterrestre de la nave) que, según las exhaustivas investigaciones (probó con miles de puntos estelares, basándose en el catálogo estelar de Gliese) de la astrónoma aficionada (sin título) Marjorie Fish, solo podía presentar coincidencias con el sistema estelar binario de Zeta Reticuli, del cual supuestamente provendrían los grises.

Ahora bien, finalmente las interpretaciones de Fish fueron a parar a la popular revista Astronomy, y entonces se suscitó el debate entre los profesionales. Por ejemplo, por una parte Carl Sagan y Stephen Soter decían que el mapa interpretativo de Fish era prácticamente una “alineación al azar de puntos aleatorios”; pero, entre las opiniones del bando opuesto, destacaba la del Dr. David Saunders, ya que éste era estadístico de profesión y además tenía amplios conocimientos de Astronomía y había participado en estudios sobre ovnis. Así, desde una perspectiva matemática aplicada a la Astronomía, Saunders afirmaba que la alineación (tomando en cuenta los criterios bajo los cuales se efectúo) de Fish era estadísticamente improbable de ser un producto del azar o la casualidad.

De ese modo el debate persistió por mucho tiempo, con argumentos de uno y otro bando; aunque, en 1993, los investigadores alemanes Joachim Koch y Hans Jurgen, propusieron la innovadora teoría de que el mapa no mostraba un sistema estelar distinto sino nuestro propio sistema solar, tal y como se desprendía de las alineaciones que hicieron, tomando en cuenta a varios asteroides que, a la fecha del incidente, circulaban en el sistema solar.

Las experiencias de la gente con los grises

No hay registros oficiales de encuentros con extraterrestres o abducciones; pero, el Centro Nacional de Información de Objetos Volantes No Identificados, dice que Washington mantiene un registro no oficial en cuyas estadísticas se observa que a principios del siglo XX el número de avistamientos reportados era de unos pocos al año, mientras que a mediados de siglo fue de decenas y, a principios del presente siglo XXI, de miles…

Las terapias de hipnosis y regresión han ratificado que, las miles de experiencias reportadas de encuentros con extraterrestres, presentan demasiados patrones en común como para desechar la existencia de algo real detrás de las mismas. En general, primero aparece “como salida de la nada” una luz grande (azul, ámbar, blanca, etc), luego la luz desciende y las criaturas rodean a la persona, poniéndola en una especie de incómodo estado comatoso.


Según algunos testimonios los grises experimentan con los humanos abducidos.

A veces los testigos describen comunicación telepática y algunos han dicho ser llevados al espacio en las naves. Las naves están llenas de luz, y hay quienes viven la abducción como un momento “poético”, “irreal” e incluso “paradisíaco”. Aunque muchos otros cuentan que sufren exámenes médicos extremadamente dolorosos.

El hipnotizador Derrell Sims estuvo estudiando el fenómeno de las abducciones durante treinta años, a través de terapias hipnóticas que intentan recuperar los recuerdos de las víctimas. Un caso impactante fue el de la paciente Donna Lee, quien lidera la Houston UFO Network y, entre sus varias interacciones con los grises, cuanta que estaba embarazada de ocho semanas y un día, sin signos de sangrado o indicios similares, se despierta sin el feto… Naturalmente aquello nos conduce a pensar en los supuestos programas de hibridación, lo cual constata Donna Lee cuando relata una de sus experiencias dentro de una habitación iluminada: “Metieron a una joven en la habitación y la dejaron conmigo. Era un híbrido, lo que nosotros consideraríamos un híbrido, aunque se parecía mucho a mí. Tenía el pelo en muy mal estado, pero se parecía a mí. Tenía casi la misma edad que habría tenido mi hija en ese momento. Se sentó allí. Cuando me dejaron con ella y me miró, me di cuenta de que la conocía. Fue muy triste, me sobrevino una enorme tristeza, y seguí recordando aquella sensación durante mucho tiempo”.


Reflejo del pomo de una puerta que parece la cara de un alienígena. Un claro ejemplo de falsa interpretación o pareidolia que puede crear un falso recuerdo.

Lo que piensan los escépticos

En general, los escépticos pregonan la hipótesis de que la gente mimetiza y repite historias que se han contado por años, y que esa sugestión suele plasmarse en complejos episodios alucinatorios, dentro de los cuales la alucinación no es sólo visual sino también auditiva e incluso táctil y olfativa, por lo que parece tan real para el sujeto que, en las pruebas para detectar si se está mintiendo, como el polígrafo, éste parece decir la verdad puesto que está firmemente convencido del carácter real de su experiencia.

Falsos recuerdos y alucinaciones

Los escépticos afirman que, bajo hipnosis, los sujetos son más sugestionables. Dice al respecto el profesor (de Harvard) Richard J. McNally: ‹‹Bajo hipnosis la gente genera imágenes, suele confundirlas con recuerdos de cosas que han ocurrido […] Cuando recuperan esos “recuerdos” con las sesiones de regresión hipnótica, tienden a considerarlos ciertos››

En esta línea, un equipo de psicólogos de Harvard realizó en el 2003 un experimento en el cual, a través de diversos sistemas de control (electrodos, aparatos para medir el ritmo cardíaco, los niveles de sudoración, etc), se monitoreaba a sujetos que decían haber sido abducidos, comparándose después los síntomas que estos presentaban cuando en estado de hipnosis se les hacía oír grabaciones sobre sus experiencias, con los síntomas que siempre se ha observado en los sujetos que, en estado de hipnosis, recuperaban recuerdos traumáticos (de abuso sexual, de violencia física, etc) que efectivamente sucedieron. Al ver los resultados del experimento, los psicólogos concluyeron que, quienes decían ser víctimas de abducción, en general no mentían y además presentaban una elevada tendencia a un rasgo de personalidad conocido como “ensimismamiento”, el cual comporta una gran capacidad para generar imágenes vívidas y, por ello, hace que el sujeto, al leer una novela o ver una película, pueda “vivirla en su imaginación” con más intensidad y realismo que quien carece de aquel rasgo. A causa de lo anterior, en última instancia los investigadores concluyeron que las abducciones eran alucinaciones hipnopómpicas que, en virtud de una elevada capacidad de ensimismamiento, se producían dentro de episodios de parálisis del sueño.

Expresión psicocultural de la inteligencia

El neurólogo Steven Novella piensa que los grises son una expresión de los rasgos que la sociedad asocia a la inteligencia elevada, siendo eso lo que explicaría por qué su imagen es la imagen del extraterrestre por excelencia. El aspecto de los grises manifiesta las características que otorgamos a la inteligencia elevada:

  1. Frialdad y desapasionamiento: Están simbolizados en el gris de la piel y en la boca casi sin labios.

  1. Mayor capacidad para ver (intelectualmente) la realidad: Esto se representa en los ojos enormes, ya que los ojos son un símbolo universal de la conciencia y, figurativamente, estar consciente de algo es “ver” ese algo.

  1. Predominio de la mente sobre el cuerpo, desdén por lo físico y por lo sexual: Estas cosas se verían en la proporción cabeza-cuerpo de los grises, en el carácter enjuto y bajito de sus cuerpos, y en la ausencia de genitales, o al menos de genitales visibles.

La hipótesis de la madre

En el 2005 y dentro de la prestigiosa revista Skeptic, Frederick V. Malmstrom planteó que los grises eran una expresión de recuerdos residuales de la primera etapa de vida fuera del vientre materno. Ocurre así lo siguiente: cuando un bebé nace, no cuenta con las herramientas visuales y neurológicas como para reconocer rostros individualmente, no tiene el abanico de señales de reconocimiento facial que después adquiere. Ve todo borroso, no distingue sino en tonos de gris, y lo que más le llama la atención en un rostro son los ojos, no pudiendo reconocer el cabello y las orejas sino posteriormente.


Según algunas teorías le damos el aspecto a los alienígenas de lo que culturalmente entendemos como un ser de gran inteligencia y poco empatía o sensibilidad. Cabeza grande, cuerpo pequeño y ojos enormes y carentes de sentimientos.

Ahora bien: ¿qué es lo primero que suele ver el bebé? En general, el rostro de su madre. ¿Y cómo ve el rostro de su madre? Lo ve grisáceo, con los ojos destacando sobre los demás rasgos, con las orejas y el cabello prácticamente ausentes por estar casi imperceptibles, y con la boca casi irreconocible. En suma, el bebé ve a la madre con un rostro semejante al de un gris. Lógicamente también verá igual a cualquiera que le mire de cerca, pues en lugar de distinguir varios rostros, distingue un rostro prototípico, y ese rostro prototípico es como el de un gris… Aplicando esto a lo de los grises, lo que ocurre es que, durante la recuperación de los recuerdos de abducción, las personas llenan ese vacío perceptivo (el de los rostros que no recuerdan) con un modelo que, por su simpleza y carácter vinculado a mecanismos innatos de reconocimiento, puede suplir muy bien a los rostros que no se recuerdan. Ese modelo de relleno es el rostro-arquetípico, por lo general manifestado por vez primera en la madre.


Según la teoría de Frederick V. Malmstrom lo primero que vemos al nacer es un rostro en blanco y negro y muy borroso en el que sólo distinguimos boca y ojos, la cara de nuestra madre.

Por otra parte, la teoría anterior puede complementarse con el planteamiento de Steven Novella; ya que, si además ese rostro arquetípico de relleno manifiesta simbólicamente las características de una inteligencia superior como la que atribuimos a los grises, la mente racional no se verá propensa a bloquear el uso subconsciente que durante el trance hipnótico se haga de dicho rostro arquetípico.

Finalmente podemos pensar que, además de aplicar un rostro "conocido" al rostro arquetípico en la recuperación de “recuerdos” de la abducción, se da una extrapolación de lo que para el gran psicoanalista Otto Rank es el trauma psicológico más importante en la vida de todo individuo: el nacimiento… Y es que, según señalan los psicólogos, el nacimiento es una experiencia que siempre viene marcada por la angustia y, en cierta forma, es una experiencia cercana a la muerte. Por eso, no es para nada descabellado suponer que los doctores grises podrían ser una extrapolación del recuerdo de los doctores humanos y, las experimentaciones sexuales que sobre todo dicen sufrir las mujeres abducidas, una extrapolación de las intervenciones ginecológicas que se dan en la madre y que el sujeto, antes de salir del vientre, vive hasta cierto punto como propias en virtud de una fusión física (estar en la placenta, conectado por el cordón umbilical) que en gran medida es experimentada como fusión del ser propio con el ser de la madre. Ahora, y en cuanto a por qué ese tipo de “recuerdos” (de sufrir experimentos sexuales) se da más en mujeres que en hombres, la respuesta estaría en que, por la similitud de sexo con la progenitora, en las mujeres es psicológicamente más factible que, sobre la base de esa experiencia de fusión previa al nacimiento, se extrapolen (pasando por un proceso de distorsión) al presente y se hagan (inconscientemente) propios esos recuerdos de la experiencia de intervención ginecológica operada en la madre pero vivida también por el bebé.

El Proyecto Libro Azul

En 1969, la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) publicó los resultados de un estudio que llevaba más de una década y en el cual se habían analizado más de 12.000 informes de ovnis. Se trataba del llamado “Proyecto Libro Azul”, y las estadísticas del mismo mostraban que tan sólo un 6% de los casos eran inexplicables, en tanto que los demás eran el producto de percepciones producidas por psicopatologías o por simples episodios alucinatorios, interpretaciones erradas de fenómenos naturales o de aparatos convencionales, o bien meros fraudes. Por ello se concluyó que los ovnis (el término “ovni” empezó a usarse gracias al proyecto) no constituían una amenaza para el país y que los avistamientos habían sido el producto de una leve forma de histeria colectiva. Sin embargo, ese pequeño 6% de casos inexplicables bastó para mermar considerablemente el gran escepticismo que el astrónomo J. Allen Hynek (consultor científico del proyecto) tenía al inicio de las investigaciones.

Ante el Proyecto Libro Azul, los ufólogos reaccionaron con suspicacia afirmando que aquel constituía, al menos hasta cierto punto, el afán por “cubrir un asunto de proporciones cósmicas” que el gobierno de USA, en vistas a evitar el trastorno de los sistemas sociales y religiosos que conllevaría el pánico colectivo, había expresado desde el Incidente Roswell.

Consecuentemente, los ufólogos decían que era ese afán de ocultamiento lo que llevaba a los militares a ignorar o restar importancia a ese 6% de casos inexplicables, entre los cuales destacaba el de la base área de Holloman (Nuevo México), lugar donde en 1964 un ovni supuestamente aterrizó y los extraterrestres, descritos como “hombrecillos grises”, se presentaron ante el personal militar… Fue éste el encuentro que sirvió de base al film Encuentros en la tercera fase de Steven Spielberg. Aunque el caso tuvo un lado siniestro; ya que, uno de los pilotos que estuvo presente, fue a la ciudad y empezó a contar lo sucedido con gran angustia: poco después desapareció (¿lo mataron por hablar?) y no se volvió a saber de él…


Un estudio de la Fuerza Aérea de Estados Unidos determinó que sólo un 6% de los avistamientos de OVNIs eran inexplicables El resto eran falsas interpretaciones, aeronaves convencionales o fraudes. ¿Pero acaso un 6% sin explicación no es una cifra relativamente alta que investigar?

El Majestic12 y los grises

Se cree que El Majestic 12 era un proyecto secreto para ocultar a la gente un gran número de incidentes (con ovnis) que frecuentemente implicaban presencia de restos de extraterrestres e incluso de extraterrestres vivos, los cuales habrían sido retenidos (temporal o permanentemente) por los militares estadounidenses. El problema es que el FBI afirma que los documentos del Majestic12 son falsos, e incluso la opinión de los ufólogos está dividida: unos dicen que las incongruencias y defectos de los documentos fueron puestos intencionalmente para desviar (haciéndole pensar a la gente que el fraude sobreabundaba) a la opinión pública del tema, para desacreditar a la Ufología, o para mantener en secreto unos hipotéticos documentos secretos; otros dicen que son un simple fraude y no se decantan por las teorías conspiratorias; y, finalmente, hay quienes creen que son reales.

En cuanto a su importancia específica con respecto a los grises, ésta radica en el hecho de que en los documentos del Majestic12 se reconocía la existencia de un tipo de “EBEs” (Entidades Biológicas Extraterrestres) llamados (por sus características) “hombrecillos grises”.


¿Pudieron ser los grises los dioses en antiguas civilaciones como la sumeria?

¿Desde cuándo nos visitan?

Petroglifos, pinturas rupestres y obras de arte prehistóricas, muestran figuras fácilmente interpretables como los grises. En efecto, esta clase de representaciones se han podido hallar en distintas civilizaciones, tales como los indios hopi, los mayas, o los aztecas.

Un ejemplo impresionante es el de Sumeria, donde se han hallado objetos de aproximadamente 6.000 años de antigüedad, entre los cuales hay esculturas que muestran seres que, si bien según los intérpretes representan a los criados o sirvientes de los dioses, tienen una apariencia con cuerpos muy enjutos, grandes cabezas, ojos enormes y miembros alargados: en suma, una apariencia muy semejante a la de los grises.

¿Qué quieren los grises?

Buscan crear híbridos

De la casi totalidad de testimonios se desprende que los grises están aquí, que abducen a las personas y que experimentan con ellas en el campo de la reproducción.

Una variante de estas teorías, plantea que los grises abducen a mujeres jóvenes embarazadas, y que esto se refleja en casos donde, en el primer trimestre, el embarazo termina de manera espontánea, sin sangrado ni aborto natural, ya que todo sucede en el marco de la tecnología que los grises emplean sobre la chica abducida para sacarle el feto y usarlo en sus programas de hibridación, conservando a dichos fetos, hasta que alcanzan la madurez, dentro de tanques con un fluido especial.


¿Estarían los grises tratando de crear un híbrido entre su especie y la nuestra?

Pero la anterior teoría deja de lado todos los casos de hombres que afirman haber sido víctimas de experimentos de reproducción por parte de los grises. Por eso son preferibles las teorías en las cuales los grises hacen uso tanto de hombres como de mujeres, aunque la finalidad de ese uso varía:

  1. Continuidad de sus genes: Esta variante dice que los grises tienen problemas para reproducirse, ya sea por tener el ADN dañado o por carecer de genitales. Quienes afirman que tienen el ADN dañado, creen que se debe a guerras nucleares que sufrieron en su mundo de origen, por lo que los actuales grises son los que sobrevivieron (siguen vivos por lo avanzado de su Medicina) y, a través de los humanos, intentan crear una raza híbrida en la cual perpetuar sus genes, o encontrar una respuesta genética para solucionar su problema. Por su parte, los que dicen que los grises carecen de genitales, afirman que ello se debe a que son una raza artificialmente creada por los Anunnaki, siendo así “duplicados holocuánticos” que carecen de medios de reproducción (genitales) porque fueron diseñados para la servidumbre, por lo que buscan, a través de sus experimentos con humanos, crear una mutación genética idónea para iniciar su raza sucesora.

  1. La raza perfecta: Otros piensan que, más que intentar perpetuarse en una raza híbrida, los grises intentan crear la raza ideal que combine lo mejor de ellos y de los humanos. Así, en esta hipótesis se contemplan no solo los casos en que los grises extraen óvulos o semen, sino aquellos (poco frecuentes) en que supuestamente violan mujeres (estos casos son incompatibles con la visión de los grises como carentes de genitales).


Algunos ufólogos afirman que los grises mantienen contactos con el gobiernos

Las supuestas razones de su ocultamiento

Algunas de las hipótesis planteadas son:

  1. Tienen convenios con los gobiernos: En general, en esta línea de pensamiento se cree que aproximadamente durante la Segunda Guerra Mundial (otros dicen que siglos atrás) los convenios comenzaron, siendo los nazis un ejemplo, ya que supuestamente los grises les habrían dado tecnología militar avanzada como la que posiblemente usaron para crear el primer jet de combate. Consecuentemente, estos teóricos dicen que los gobiernos de USA y de otras potencias tienen acuerdos con los grises, en los cuales, a cambio de no mostrarse, dan autorización a los grises para experimentar libremente con los humanos y tomar ciertos recursos. No obstante se plantean grandes objeciones a estas teorías: ¿por qué, teniendo la tecnología como para experimentar sin pedir permiso, los grises procuran la autorización de los gobiernos?, ¿por qué, si se supone que se ocultan como pago a los permisos, los avistamientos de ovnis y las abducciones han reportado un brutal y aún vigente aumento estadístico desde mediados del siglo XX?

  1. Nos están estudiando: Esto explicaría por qué se ocultan pero aún así hay avistamientos. En efecto, tratan de aparecer lo menos posible porque desean observarnos “en condiciones naturales”; pero, a su vez, de vez en cuando son vistos porque, o bien cometieron descuidos de camuflaje, o bien se vieron forzados a aparecer, tal y como se da en las abducciones.

  1. Somos su gran experimento social: Esta hipótesis es muy fantasiosa pero, entre las explicaciones imaginativas, es quizá la más atractiva. Su planteamiento es que, desde tiempos antiguos, los extraterrestres (los grises sobre todo o únicamente) han influenciado sutilmente a la civilización humana: en el pasado, haciéndose pasar por dioses y contribuyendo a la creación de civilizaciones relativamente avanzadas como la maya o la egipcia; en el presente, entregando tecnología a los gobiernos poderosos a cambio de un silencio cuya utilidad radica en seguirles dando la posibilidad de observar cómo la Humanidad actúa de forma natural ante esos pequeños aportes que ellos nos dan. Debido a esa supuesta influencia, vemos que en antiguas civilizaciones hay grabados, esculturas y otros elementos que podrían interpretarse como referencias a los extraterrestres, sobre todo a los grises. Ejemplos serían: los egipcios que se deformaban las cabezas, supuestamente para honrar a sus líderes extraterrestres; ciertas esculturas mesopotámicas (mencionadas arriba), mayas y aztecas; o, inclusive, el propio Yahvé del campamento hebreo, ya que éste aparecía como nube ovalada y brillante… Por último, aquí las abducciones se explicarían como experimentos genéticos paralelos, aunque también podrían comportar una dimensión de experimentación social que en parte, al igual que el incremento de apariciones ovnis, podría estribar en ver cómo reaccionamos ante apariciones suyas que, a la par que manifiestan su existencia, nunca tienen la suficiente contundencia como para dejarnos estar seguros de la misma…

Fuentes: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9
 


Vota aquí esta Noticia

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Powered by Disqus

Alienígenas Animaciones Animales Asesinos Audio y Cortos Catástrofes
Ciencia Criptozoología Curiosidades Enlaces Fantasmas Hombres Lobo
Juegos Misterios Ovnis Trailers Vampiros Wallpapers