El Accidente de Chernóbil

El accidente de Chernóbil ha sido el más grave de la historia. La cifra de muertos no para de crecer pues liberó aproximadamente 500 veces más material radiactivo que la bomba atómica de Hiroshima.
El Accidente de Chernóbil

El 26 de Abril de 1986 se produjo en Ucrania el accidente nuclear más grave de la historia, el único que ha alcanzado la categoría 7 (la más alta) en la escala INES. Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de la Central Nuclear de Chernóbil, produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Se estima que la cantidad de material radiactivo liberado fue unas 500 veces mayor que la de la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945.

El accidente causó directamente la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación de unas 135.000 personas. Se detectó radiactividad en diversos paises de Europa y esto provocó una alarma internacional.

Miles de personas fueron afectadas por la contaminación y han sufrido o sufrirán en algún momento de su vida efectos en su salud. Cáncer, malformaciones en fetos, tumores y otras complicaciones que se estima podrían haber causado la muerte a miles de personas.

Causas del desastre

Irónicamente el accidente de la planta nuclear se produjo como consecuencia de una prueba con la intención de aumentar la seguridad del reactor. La prueba consistía en un simulacro de un supuesto corte eléctrico. Para ello deberían averiguar durante cuánto tiempo continuaría generando energía eléctrica la turbina de vapor una vez cortada la afluencia de vapor. Las bombas refrigerantes de emergencia, en caso de avería, requerían de un mínimo de potencia para ponerse en marcha (hasta que se arrancaran los generadores diésel) y los técnicos de la planta desconocían si, una vez cortada la afluencia de vapor, la inercia de la turbina podía mantener las bombas funcionando.

La planta tenía cuatro reactores RBMK-1000 con capacidad para producir 1.000 MW cada uno. Durante la prueba los operadores insertaron las barras de control para disminuir la potencia del reactor y esta decayó hasta los 30 MW. El reactor no se podía parar para evitar un fenómeno conocido como envenenamiento por xenón.

Los operadores disminuyeron la potencia del reactor. Los sistemas automáticos detendrían el reactor al detectar un nivel tan bajo y por esta razón los operadores desconectaron el sistema de regulación de la potencia, el sistema refrigerante de emergencia del núcleo y otros sistemas de protección. Estas acciones, así como la de sacar de línea el ordenador de la central que impedía las operaciones prohibidas, constituyeron graves y múltiples violaciones del Reglamento de Seguridad Nuclear de la Unión Soviética.

Con el reactor a punto de apagarse, los operadores retiraron manualmente demasiadas barras de control. De las 170 barras de acero al boro que tenía el núcleo, las reglas de seguridad exigían que hubiera siempre un mínimo de 30 barras bajadas y en esta ocasión dejaron solamente 8. Con los sistemas de emergencia desconectados, el reactor experimentó una subida de potencia extremadamente rápida que los operadores no detectaron a tiempo. A la 1:23, cuatro horas después de comenzar el experimento, algunos en la sala de control comenzaron a darse cuenta de que algo andaba mal.

Cuando quisieron bajar de nuevo las barras de control, estas no respondieron debido a que posiblemente ya estaban deformadas por el calor y las desconectaron para permitirles caer por gravedad. Se oyeron fuertes ruidos y entonces se produjo una explosión causada por la formación de una nube de hidrógeno dentro del núcleo, que hizo volar el techo de 100 t del reactor provocando un incendio en la planta y una gigantesca emisión de productos de fisión a la atmósfera.


Nube radiactiva que afeecto a toda Europa.

Entre 300.000 y 600.000 liquidadores arriesgaron sus vidas para controlar el accidente. Muchos de ellos murieron a causa de la radiación

Reacciones inmediatas

El diseño de estos reactores no cumplía los requisitos de seguridad que en esas fechas ya se imponían a todos los reactores nucleares de uso civil en occidente. El más importante de ellos es que carecía de edificio de contención.

Minutos después del accidente, todos los bomberos militares asignados a la central ya estaban en camino y preparados para controlar el desastre. Las llamas afectaban a varios pisos del reactor 4 y se acercaban peligrosamente al edificio donde se encontraba el reactor 3. El comportamiento heroico de los bomberos durante las tres primeras horas del accidente evitó que el fuego se extendiera al resto de la central. Aun así, pidieron ayuda a los bomberos de Kiev debido a la magnitud de la catástrofe. Los operadores de la planta pusieron los otros tres reactores en refrigeración de emergencia. Dos días después, había 18 heridos muy graves y 156 heridos con lesiones de consideración producidas por la radiación. Todavía no había una cifra del número de muertos, pero un accidente nuclear aumenta día tras día la lista de víctimas, hasta pasados muchos años después.

El primer acercamiento en helicóptero evidenció la magnitud de lo ocurrido. En el núcleo, expuesto a la atmósfera, el grafito del mismo ardía al rojo vivo, mientras que el material del combustible y otros metales se había convertido en una masa líquida incandescente. La temperatura alcanzaba los 2.500 °C y en un efecto chimenea, impulsaba el humo radiactivo a una altura considerable.

Los responsables de la región comenzaron a preparar la evacuación de la ciudad de Prípiat y de un radio de 10 km alrededor de la planta. Esta primera evacuación comenzó al día siguiente de forma masiva y se concluyó 36 horas después. La evacuación de Chernóbil y de un radio de 36 km no se llevó a cabo hasta pasados seis días del accidente. Para entonces ya había más de mil afectados por lesiones agudas producidas por la radiación.

La mañana del sábado, varios helicópteros del ejército se preparaban para arrojar sobre el núcleo una mezcla de materiales que consistía en arena, arcilla, plomo, dolomita y boro absorbente de neutrones. El boro absorbente de neutrones evitaría que se produjera una reacción en cadena. El plomo estaba destinado a contener la radiación gamma y el resto de materiales mantenían la mezcla unida y homogénea. Cuando el 13 de mayo terminaron las emisiones, se habían arrojado al núcleo unas 5.000 t de materiales.

Comenzó entonces la construcción de un túnel por debajo del reactor accidentado con el objetivo inicial de implantar un sistema de refrigeración para enfriar el reactor. Este túnel, así como gran parte de las tareas de limpieza de material altamente radiactivo, fue desarrollado por reservistas del ejército ruso, jóvenes de entre 20 y 30 años. Finalmente, jamás se implantó el sistema de refrigeración y el túnel fue rellenado con hormigón para afianzar el terreno y evitar que el núcleo se hundiera debido al peso de los materiales arrojados. En un mes y 4 días se terminó el túnel y se inició el levantamiento de una estructura denominada sarcófago, que envolvería al reactor aislándolo del exterior. Las obras duraron 206 días.

Las evidencias en el exterior

Las evidencias iniciales de que un grave escape de material radiactivo había ocurrido en Chernóbil no vinieron de las autoridades soviéticas sino de Suecia, donde el 27 de abril se encontraron partículas radiactivas en las ropas de los trabajadores de la central nuclear de Forsmark (a unos 1100 km de la central de Chernóbil). Los investigadores suecos, después de determinar que no había escapes en la central sueca, dedujeron que la radiactividad debía provenir de la zona fronteriza entre Ucrania y Bielorrusia, dados los vientos dominantes en aquellos días. Mediciones similares se fueron sucediendo en Finlandia y Alemania, lo que permitió al resto del mundo conocer en parte el alcance del desastre.

La noche del lunes 28 de abril, durante la emisión del programa de noticias, el presentador leyó un escueto comunicado:


Aspecto de la central tras el accidente.


Una vez construido el sarcófago que aislaba el reactor nuclear.

"Ha ocurrido un accidente en la central de energía de Chernóbil y uno de los reactores resultó dañado. Están tomándose medidas para eliminar las consecuencias del accidente. Se está asistiendo a las personas afectadas. Se ha designado una comisión del gobierno."

Los dirigentes de la URSS habían tomado la decisión política de no dar más detalles. Pero ante la evidencia, el 14 de mayo el secretario general Mijaíl Gorbachov decidió leer un extenso y tardío, pero sincero, informe en el que reconocía la magnitud de la terrible tragedia.


Aunque inicialmente murieron 31 personas en la explosión de la central nuclear, la cifra ha crecido hasta miles por culpa de la radiación a la que se vieron expuestos los habitantes de la zona.

Los efectos del desastre

1.- Doscientas personas fueron hospitalizadas inmediatamente, 31 murieron en el momento del accidente. La mayoría eran bomberos y personal de rescate que participaban en los trabajos para controlar el accidente.

2.- 135.000 personas tuvieron que ser evacuadas, 50.000 habitantes de Prípiat (Ucrania), posteriormente otras 215.000 personas tuvieron que ser realojadas. Sin embargo la radiación afectó a una zona mucho mayor que el área evacuada.

3.- Los "liquidadores" recibieron grandes dosis de radiación, este fue el nombre que se le dio a las personas encargadas, a costa de sacrificar sus vidas, de neutralizar lo máximo posible las consecuencias de la explosión atómica de Chernobil. Según estimaciones soviéticas, entre 300.000 y 600.000 liquidadores trabajaron en las tareas de limpieza de la zona de evacuación de 30 km alrededor del reactor, pero parte de ellos entraron en la zona dos años después del accidente. Los efectos de la radiación en esas personas les provocó en algunos casos cáncer, tumores, problemas en el sitema endocrino, etc.

4.- La radiación se extendió a la mayor parte de Europa, a consecuencia de ellos se tuvieron que crear restricciones a las importaciones de ciertos alimentos, particularmente a las setas comestibles y a la leche. 20 años después las restricciones seguían siendo aplicadas.

5.- Algunas personas en las áreas contaminadas fueron expuestas a grandes dosis de radiación en la tiroides, debido a la absorción de yodo-131, que se concentra en esa glándula. El yodo radiactivo procedería de leche contaminada producida localmente, y se habría dado particularmente en niños. Varios estudios demuestran que la incidencia de cáncer de tiroides en Bielorrusia, Ucrania y Rusia se ha elevado enormemente. Algunos científicos temen que la radiactividad afectará a las poblaciones locales durante varias generaciones.

6.- Después del desastre, un área de 4 kilómetros cuadrados de pinos en las cercanías del reactor adquirieron un color marrón dorado y murieron, adquiriendo el nombre de "Bosque Rojo". Algunos animales en las zonas más afectadas también murieron o dejaron de reproducirse.

Controversia sobre las estimaciones de víctimas

Se prevé que la mayoría de muertes prematuras causadas por el accidente de Chernóbil sean el resultado de cánceres y otras enfermedades inducidas por la radiación durante varias décadas después del evento. Una gran población (algunos estudios consideran la población completa de Europa) fue sometida a dosis de radiación relativamente bajas, incrementando el riesgo de cáncer en toda la población. Es imposible atribuir muertes concretas al accidente, y muchas estimaciones indican que la cantidad de muertes adicionales será demasiado pequeña para ser estadísticamente detectable (por ejemplo, si una de cada 5.000 personas muriese debido al accidente, en una población de 400 millones habría 80.000 víctimas mortales debidas al accidente, estadísticamente indetectables).

Dados estos factores, los diferentes estudios sobre los efectos de Chernóbil en la salud han arrojado conclusiones muy diversas, y están sujetos a controversia política y científica.

El informe de Greenpeace de 2006

Greenpeace encargó un informe a un grupo de 52 científicos de todo el mundo. En este informe se estima que se producirán alrededor de 270.000 casos de cáncer atribuibles a la precipitación radiactiva de Chernóbil, de los cuales probablemente alrededor de 93.000 serán mortales; pero también se afirma que "las cifras publicadas más recientemente indican que sólo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania el accidente podría ser responsable de 200.000 muertes adicionales en el periodo entre 1990 y 2004". Blake Lee-Harwood, director de campañas de Greenpeace, cree que poco menos de la mitad de las víctimas mortales totales se podrán atribuir al cáncer, y que "los problemas intestinales, los del corazón y del sistema circulatorio, los respiratorios, los del sistema endocrino, y especialmente los efectos en el sistema inmunológico también causarán muchas muertes".

Otros estudios revelaban datos igualmente escalofriantes:

- Entre 50.000 y 100.000 liquidadores murieron hasta el 2006, muchos de los supervivientes quedarón inválidos o con grandes problemas de salud.

- Se estima el número de víctimas mortales infantiles en Europa en aproximadamente 5000. Según el estudio sólo en Baviera (Alemania), se han observado entre 1000 y 3000 defectos congénitos adicionales desde Chernóbil.

Niño con hidrocefalia producida por una malformación de nacimiento.

Miles de niños padecieron cáncer.

Impactantes Imágenes de la Cara Humana de Chernóbil



La zona aún no puede ser habitada.

El informe de la Organización Mundial de la Salud

En contraposición, los datos de las Organización Mundial de la Salud (OMS) son mucho menos dramáticos:

- De los más de 200 000 trabajadores de servicios de emergencia y de operaciones de recuperación que estuvieron expuestos a la radiación durante el período 1986-1987, se estima que unos 2.200 morirán por una causa relacionada con esa exposición.

- La contaminación provocada por el accidente causó alrededor de 4 000 casos de cáncer de tiroides, principalmente en niños o adolescentes, al menos nueve niños han muerto de cáncer de tiroides; la tasa de supervivencia entre las víctimas del cáncer, a juzgar por la experiencia en Belarús, ha sido de casi el 99%.

- No se han encontrado pruebas de una disminución de la fecundidad en la población afectada, ni parece probable que se produzca; tampoco se han encontrado pruebas de un aumento de las malformaciones congénitas que pueda atribuirse a la exposición a la radiación.

- Estimaron que la radiación podría causar en total hasta 4 000 muertes entre los grupos de población más expuestos en Chernóbil, es decir, entre los trabajadores de servicios de emergencia que intervinieron en 1986 y 1987, los evacuados y los residentes en las zonas más contaminadas. Esta cifra comprende los casos conocidos de defunción por cáncer y leucemia provocados por la radiación y una previsión estadística basada en estimaciones de las dosis de radiación recibidas por esos grupos de población.

Conclusiones

Controversia de cifras de víctimas aparte el impacto del accidente fue brutal, cientos de miles de evacuados que se quedaron sin hogar ni trabajo, destrucción ecológica de la zona, controles y limitaciones en las exportaciones, miles de casos de cáncer de tiroides, etc.

La lista de desgracias no ayudaron a una zona que de por si estaba en declive políticamente, el fin de la Unión Soviética se dio pocos años después en 1991, el accidente desencadenó aún más pobreza en la región y un miedo que a día de hoy no se ha perdido.

Documental de Discovery Channel

Interesante y completo documental de Discovery Channel dividido en 10 partes, al acabar una parte podeis acceder a la siguiente por medio de los vídeo relacionados que se muestran al final.


Fuentes: 1 - 2 - 3 - 4 - 5



Vota aquí esta Noticia

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Powered by Disqus

Alienígenas Animaciones Animales Asesinos Audio y Cortos Catástrofes
Ciencia Criptozoología Curiosidades Enlaces Fantasmas Hombres Lobo
Juegos Misterios Ovnis Trailers Vampiros Wallpapers