Èl Desastre del Tren de Balvano

Balvano, Italia,  la noche entre el 2 y el 3 de Marzo de 1944, durante la etapa final de la Segunda Guerra Mundial, la zona de Potenza fue testigo de una terrible catástrofe cuando un tren se detuvo en mitad de un túnel cerca de Salerno. Mas de 520 pasajeros murieron asfixiados por inhalación de monóxido de carbono.

Debido a la 2ª Guerra Mundial, el gobierno ocultó este accidente  y no fue revelado en su totalidad, tan solo una breve mención, en un periódico local, el 7 de Marzo en el que no se dieron cifras de muertos ni se señaló el lugar exacto de la tragedia. Sin embargo y a pesar de su poca repercusión mediática fue una de las peores catástrofes en la historia de los ferrocarriles de Italia y del mundo.

Sorprendentemente, dos meses después y en circunstancias casi idénticas, un tren en el túnel Tono de España acabó con la vida de 500 pasajeros.

En 1951 el incidente fue revelado a toda la nación y el mundo, pero la falta de detalles y el “enfriamiento” del caso debido a la censura provocaron que muchos de los detalles se perdieran e incluso a día de hoy no se conozcan exactamente los detalles por los que se provocó la tragedia.

El Tren 8017

Tras la liberación de la Alemania nazi del Sur de Italia por los americanos en 1944, eran muchas las personas que escapando del hambre y en busca de una vida mejor trataban de viajar de forma clandestina en los pocos trenes que aún circulaban por las vías.

Casi no existían locomotoras que ofrecieran servicios de trasporte para civiles y los pocos trenes que aún viajaban por las vías italianas solían ser militares o de trasporte de mercancías. Por este motivo la gente tenía que subir como polizones en los vagones sin vigilancia y escapar de los controles que la policía militar establecía en diversos puntos del recorrido. Incluso algunas veces debían sobornar con pequeñas cantidades a los maquinistas para que hicieran la vista gorda.

Muchos de los viajeros tomaban un tren de madrugada con la intención de comprar alimentos y otros bienes en zonas rurales y regresar con ellos a la ciudad de Nápoles la tarde siguiente para venderlos en el mercado negro. Esta era la forma de salir de la pobreza de muchas familias que se encontraban desesperadas por la hambruna que la guerra había traído a todo el país.

El tren 8017 era uno de esos trenes que continuamente eran abordados por viajeros no esperados y en ocasiones subían a sus vagones cerca de 700 pasajeros no autorizados con la consiguiente carga no programada.

El día de la tragedia de los cuarenta y siete vagones que remolcaba tan solo doce estaban cargados y además veinte de ellos eran abiertos así que no es de extrañar que rápidamente subieran al tren aproximadamente 650 pasajeros “no deseados” entre Éboli, Perrammo y Romagnano antes de llegar a Balvano.

El 8017 partió de Salerno únicamente con la carga autorizada y varios vagones vacíos dispuestos para cargar mas mercancía en el recorrido. Su trayectoria cruzaba los montes Apeninos.


Cadáveres de los mas de 520 fallecidos apilados junto a las vías del tren.

La tragedia ocurrió cuando se encontraba cerca de Balvano, un pequeño pueblo entre dos largos túneles de los montes Apeninos. Aproximadamente a las 23:40 el tren detuvo su marcha seis kilómetros mas adelante de un apartado apeadero.


Nadie podía imaginar la magnitud de la catástrofe cuando empezaron a sacar cuerpos del tunel, no había registro de pasajeros y los muertos se amontonaban..

¿Por qué se detuvo el tren?

Los informes sobre el motivo por el que se detuvo resultan contradictorios. Al parecer delante del 8017 y en la misma vía se había parado un tren averiado, los maquinistas tuvieron que liberar presión de las calderas y esperar la orden de la estación para reanudar su marcha. Aproximadamente a las 0:15 del día 3 de Marzo se dio vía libre para proseguir el viaje, el jefe de la estación de Balvano dio la señal de marcha para que avanzaran hasta la próxima estación situada a tan solo ocho kilómetros de aquel lugar.

Pero el tren jamás llegó, asustados por el hecho de que un trayecto que no podía requerir mas de veinte minutos les estaba retardando mas de dos horas y cuarto, el jefe de estación de Balvano envió al guardafrenos Giuseppe de Venuto para averiguar cual era el problema. A las 5:40 regresó a la estación llorando desconsolado afirmando que “¡Todos están muertos!”

Entonces… ¿Por qué nunca reanudó su marcha el 8017?

Causas de la Tragedia

Una de las teorías es que, el tren de 47 vagones debido a su exceso de peso no pudo reanudar su marcha con normalidad, tras atravesar la sinuosa región de Balvano y Bella-Muro entró en un túnel y se encontró de nuevo con la locomotora averiada, perdieron tracción en mitad del túnel y a pesar de los intentos de retroceder y colocar arena sobre los raíles nunca pudo salir de éste, dejando tan solo tres de sus vagones fuera del asfixiante túnel.

Otra de las teorías afirma que en mitad del túnel se encontró con otro tren en sentido opuesto por la misma vía, algo poco factible debido a que desde la estación se había dado la orden de continuar la marcha y de haber un tren en sentido contrario ellos hubieran tenido constancia de ello.

Cualquiera que fuese el motivo por el cual se detuvo el tren, que lo hizo esperar más de 30 minutos en el túnel. En ese momento las locomotoras del tren quemaban un sustituto de carbón de mala calidad, ya que debido a la guerra, era difícil conseguir carbón de calidad. Los sustitutos del carbón producían un exceso de monóxido de carbono sin olor que provoca la denominada “muerte dulce” debido a que las víctimas que lo respiran se sumergen en un sueño placentero mientras que la falta de oxígeno por el exceso de monóxido de carbono los asfixia. Sin saberlo, los pasajeros de tren se durmieron hasta morir en un ambiente tóxico. Los maquinistas fueron los primeros.


Decenas de camiones trasportaban los cuerpos a dos fosas comunes habilitadas en el cementerio de Balvano. Sólo 235 de los fallecidos pudieron ser identificados y sus familias en muchos casos nunca fueron notificadas del fallecimiento.

Cementerio de Balvano en el que fueron enterrados los cadáveres..

Los Supervivientes

A pesar de que esta desgracia, se cobró la vida de mas de 520 personas (entre 521 y 527), hubo casi una centena de supervivientes, estos son algunos de los casos:

Domenico Miele al sentirse mal y prácticamente, asfixiado logró bajar del tren y salir del túnel. Cuando se recuperó tras respirar el aire fresco se dio cuenta que su cabello estaba todo canoso.

Luigi Coozzolino se percató que su hijo de 12 años había muerto, debido a la inhalación del gas venenoso y con mucho esfuerzo llegó a la salida del túnel.

Francesco Imperato sobrevivió gracias a que logró arrastrarse hacía la luz del túnel, sin embargo, uno de sus familiares pereció asfixiado.

Entre los que sobrevivieron a la tragedia estaban Roberto Masullo, el jefe de Giuseppe de Venuto, quién alertó de la tragedia a la estación de Balvano,  la Cruz Roja se dio cuenta de la magnitud de la tragedia cuando movía la pila de cadáveres en el tren.

De los mas de 520 fallecidos tan solo 235 pudieron ser identificados, el resto fueron sepultados en dos fosas comunes cerca de la estación. El tren tuvo que ser remolcado al día siguiente.

Autor: Arturo Varas
Fuentes:
1 - 2 - 3 - 4



Vota aquí esta Noticia

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Powered by Disqus

Alienígenas Animaciones Animales Asesinos Audio y Cortos Catástrofes
Ciencia Criptozoología Curiosidades Enlaces Fantasmas Hombres Lobo
Juegos Misterios Ovnis Trailers Vampiros Wallpapers